et-loader

Descarga nuestra app.

Rastros de coronavirus (Covid-19) encontrados en la muestra de aguas residuales de marzo de 2019, muestra un estudio español

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Virólogos españoles han encontrado rastros del nuevo coronavirus en una muestra de aguas residuales de Barcelona recolectadas en marzo de 2019, nueve meses antes de que se identificara la enfermedad COVID-19 en China, dijo el viernes la Universidad de Barcelona.

El descubrimiento de la presencia del genoma del virus tan temprano en España, si se confirma, implicaría que la enfermedad podría haber aparecido mucho antes de lo que pensaba la comunidad científica.

El equipo de la Universidad de Barcelona, ​​que había estado probando las aguas residuales desde mediados de abril de este año para identificar posibles nuevos brotes, decidió realizar también pruebas en muestras más antiguas.

Primero descubrieron que el virus estaba presente en Barcelona el 15 de enero de 2020, 41 días antes de que se informara oficialmente el primer caso allí. Luego realizaron pruebas en muestras tomadas entre enero de 2018 y diciembre de 2019 y encontraron la presencia del genoma del virus en una de ellas, recolectadas el 12 de marzo de 2019.

“Los niveles de SARS-CoV-2 fueron bajos pero positivos”, dijo el líder de investigación Albert Bosch, citado por la universidad.

La investigación ha sido presentada para una revisión por pares. El Dr. Joan Ramon Villalbi, de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, dijo a Reuters que aún era temprano para sacar conclusiones definitivas.

“Cuando se trata de un solo resultado, siempre se desean más datos, más estudios, más muestras para confirmarlo y descartar un error de laboratorio o un problema metodológico”, dijo.

Existe la posibilidad de un falso positivo debido a las similitudes del virus con otras infecciones respiratorias.

“Pero definitivamente es interesante, es sugerente”, dijo Villalbi.

Bosch, presidente de la Sociedad Española de Virólogos, dijo que una detección temprana incluso en enero podría haber mejorado la respuesta a la pandemia. En cambio, los pacientes probablemente fueron diagnosticados erróneamente con gripe común, lo que contribuyó a la transmisión comunitaria antes de tomar medidas.

El profesor Gertjan Medema, del Instituto de Investigación del Agua KWR en los Países Bajos, cuyo equipo comenzó a usar una prueba de coronavirus en aguas residuales en febrero, sugirió que el grupo de Barcelona necesita repetir las pruebas para confirmar que realmente es el virus SARS-CoV-2.

Suscribite al ¡Plan Pura Vida! y ahorra 10% + Envíos Gratis