et-loader

Descarga nuestra app.

Progreso del suero equino como tratamiento contra el Covid19. Instituto Clodomiro Picado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En la lucha contra el COVID-19, la solidaridad es uno de los valores que más se ha hecho notar desde que inició la pandemia. Ese principio se hizo nuevamente visible y, esta vez, China destacó con un fuerte espíritu de cooperación.

La embajada de la República Popular China en Costa Rica donó al Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica (ICP-UCR) 50 miligramos de una proteína viral sintética del SARS-CoV-2. Esta proteína corresponde a la porción que el virus usa para infectar a las células del sistema respiratorio.

La proteína adquirida fue producida por la empresa biotecnológica Sanyou Biopharmaceuticals, de Shangai , y tuvo un costo de $134.000 dólares americanos.

Dicho recurso es actualmente utilizado para dar seguimiento a la respuesta inmunológica de los caballos inmunizados por el ICP-UCR. El objetivo es concretar un fármaco contra la enfermedad y, en estos momentos, los científicos ya están detectando los anticuerpos en el plasma de los animales

“Esta cooperación es una muestra clara de la cercanía existente entre los pueblos de China y Costa Rica. Indudablemente, se refleja una alianza estratégica entre los dos países” comentó el Dr. Alberto Alape Girón, director del ICP-UCR.

Para el embajador de la República Popular de China en Costa Rica, el Sr. Tang Heng, la solidaridad y la cooperación son las armas más poderosas para vencer un virus que no conoce las fronteras.

“Apreciamos el prestigio del IPC-UCR y reconocemos el futuro prometedor de este proyecto. Con esta donación, y las futuras acciones coordinadas, esperamos hacer de este proyecto un ejemplo para el combate conjunto contra el COVID-19 entre China y los países latinoamericanos en el sector científico y tecnológico. Mis mejores deseos por el éxito de este proyecto del ICP-UCR. Estamos dispuestos a trabajar con Costa Rica para proteger juntos la vida y la salud de todos los países del mundo”, afirmó el Sr. Tang Heng.

Gran apoyo

Pero esta no ha sido la única contribución que ha recibido el Instituto. El Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit) comunicó el 16 de abril la donación de otros ₡35 000 000 de colones. El dinero permitió comprar 50 mg de otra proteína sintética del SARS-COV-2. En esa ocasión, la proteína proviene de una empresa biotecnológica inglesa ubicada en Oxford.

“Hemos tenido que actuar muy rápido. El apoyo que recibimos del Conicit y de la embajada de la República Popular China fueron fundamentales para dar los primeros pasos en este proyecto”, subrayó el Dr. Alape.

El director del ICP-UCR comentó que se ha encontrado que la respuesta inmunológica de los caballos es más fuerte que la de los pacientes recuperados de la infección.

“Sin duda alguna vamos avanzando por muy buen camino. Se espera que los anticuerpos que reconocen estas proteínas sean capaces de neutralizar la capacidad infecciosa del virus”, enfatizó el director del ICP-UCR.

Esperanza futura

A mediano plazo, la producción de proteínas virales sintéticas del SARS-COV-2 en el país podría convertirse en una realidad. Su uso será clave para futuros estudios sobre la respuesta inmunológica de las personas infectadas con el virus.

En estos instantes, un equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Farmacéuticas (Inifar) y de la Sección de Virología Médica de la Facultad de Microbiología, ambas de la UCR y liderado por la Dra. Eugenia Corrales Aguilar, está trabajando en un proyecto que permitirá producir este insumo.

“Las primeras proteínas no infecciosas del SARS-COV-2 se podrían obtener entre agosto a septiembre. En este momento, el proyecto está esperando la aprobación del Comité Ético, luego la Vicerrectoría de Investigación debe inscribir el proyecto. Posteriormente, hay que enviar a pedir reactivos e insumos necesarios. Entonces, es un proceso posible pero que llevará su tiempo”, afirmó la Dra. Corrales Aguilar.

Con todo el apoyo recibido, el Director del ICP-UCR manifestó su profundo agradecimiento al Sr. Embajador Tang Heng por la generosidad del gobierno de la República Popular de China.

También, a la Cancillería de la República y al Sr. Presidente Carlos Alvarado por las gestiones realizadas, cuyo apoyo hicieron que la donación de esta proteína viral sintética se hiciera una realidad.

Suscribite al ¡Plan Pura Vida! y ahorra 10% + Envíos Gratis