et-loader

Descarga nuestra app.

Nuevo libro El Juego de los Diablitos detalle la historia de esta tradición indígena.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El “Juego de los Diablitos” es una tradición indígena, de origen ancestral, que se realiza en las comunidades de Boruca y Rey Curré, cantón de Buenos Aires, Puntarenas; pueblos indígenas de Costa Rica que preservan costumbres y tradiciones ancestrales, que forman parte de la identidad pluricultural y multiétnica del país.

Esta tradición rememora el drama histórico de la conquista: la lucha de los borucas, personificados por diablitos, contra los españoles, simbolizados en la figura del toro, enfatizando la resistencia del indígena ante la colonización. Precisamente, esta manifestación cultural ha sido estudiada y recogida por el antropólogo José Luis Amador en el libro “Juego de los diablitos en Curré”, publicado recientemente por la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia (EUNED).

“El ‘Juego de los Diablitos’, fiesta tradicional del pueblo boruca, fue dada a conocer en forma escrita desde temprano, en el siglo XX. Por ejemplo, don Serafín Mora Sáenz, maestro en la escuela de Boruca, la reportó en una carta a don José Fidel Tristán en 1928. Sin embargo, el estudioso que más ha ahondado en sus características y, entre estas, su simbolismo, ha sido el autor de este libro, José Luis Amador”, recalcó la presidenta del Consejo Editorial de la EUNED, la también antropóloga María Eugenia Bozzoli.

El Juego de los Diablitos es una celebración cultural que representa la identidad colectiva indígena boruca, especialmente manifiesta durante los tres días que dura el juego. “Sus preparativos implican una logística que pocos pueblos podrían hacer, debido a la unidad comunitaria, la pasión y el simbolismo con que asumen dicho compromiso”, señaló Amador, autor de la publicación.

Según informó EUNED, este libro contiene una agradable descripción, así como un análisis interpretativo del juego, en el que participan múltiples personajes, pícaros y pintorescos. Dicho análisis es acompañado por fotografías tomadas durante la fiesta.

Bozzoli añadió que esta obra “describe la fiesta de los diablitos en prolijo detalle, desde sus preparativos, hasta el triunfo de los diablitos indígenas sobre los extranjeros invasores; analizándose, además, en ella, las interpretaciones simbólicas de esta representación dramática del nacer y el renacer comunal. La información en el libro permite valorar el acierto de la declaración del ‘Juego de los Diablitos’ como Patrimonio Cultural Intangible de Costa Rica, efectuada el 14 de diciembre de 2017”.

Por su parte, Francisco Corrales, arqueólogo del Museo Nacional de Costa Rica, externó que “una de las tradiciones más importantes de los indígenas borucas es el llamado ‘Juego de los Diablitos’. Esta celebración posiblemente tiene raíces prehispánicas y se encuentra asociada con otras representaciones de la lucha entre los indígenas y los españoles presentes en América Latina. En este juego, que es más bien lucha, los diablitos son los indígenas y el toro es el español, aunque en la actualidad este significado original se ha ido adaptando a las circunstancias o amenazas a la continuidad cultural. El toro es todo aquello que está contra la cultura boruca. Al luchar contra el toro externo se revitaliza la identidad boruca y muestra una vez más que la unión hace la fuerza”.

“Este juego tiene una duración de tres días y se celebra en Boruca entre el 30 de diciembre y 2 de enero. En Curré se celebra a finales de enero, principios de febrero entre jueves y domingo”, agregó el especialista del Museo Nacional de Costa Rica.

Suscribite al ¡Plan Pura Vida! y ahorra 10% + Envíos Gratis