et-loader

Descarga nuestra app.

Monumento Nacional Guayabo. Joya Arqueológica precolombina.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
  • ​Empezamos nuestras entradas sobre parques nacionales con un destino de un solo día un parque poco visitado y sin embargo cerca de la ciudad capital, un lugar que no solo encierra belleza escénica sino un valor cultural, histórico y arqueológico incalculable. Hoy hablamos sobre el Parque Monumento Nacional Guayabo.

Sobre el Monumento Nacional Guayabo.

El Monumento Nacional Guayabo se ubica al noroeste de la ciudad de Turrialba, en el Distrito de Santa Teresita del cantón de Turrialba, provincia de Cartago.

Son cerca de 20 hectáreas del área protegida comprenden el sitio arqueológico, que consiste en un conjunto de estructuras arquitectónicas prehispánicas elaboradas en piedra –cantos rodados de río-, mismas que se construyeron en un período de tiempo que se ubica entre el año 1000 antes de Cristo y 1400 después de Cristo; para una ocupación prolongada de aproximadamente 2400 años.

Dentro de sus 233 hectáreas, esta área silvestre protege un remanente de bosque pluvial pre-montano siempre verde. Se encuentra entre los 990 y los 1300 metros sobre el nivel del mar y la temperatura promedio anual alcanza los 24 ºC.  

El Monumento Nacional Guayabo ostenta la designación de Patrimonio Mundial de la Ingeniería Civil, denominación concedida por la Asociación Estadounidense de Ingenieros Civiles, una de las entidades más prestigiosas del mundo en este ámbito.  Esta designación reconoce los logros y técnicas de ingeniería realizados por los primeros habitantes del Monumento Nacional Guayabo y que han perdurado a través del tiempo. 

Historia del Monumento Nacional Guayabo.

​El Monumento Nacional Guayabo es  el sitio con estructuras arqueológicas conservadas y protegidas más importantes de Costa Rica.

Los primeros reportes del sitio arqueológico fueron realizados en el año 1886 por el naturalista Anastasio Alfaro.  En el año 1964 el Instituto de Tierras y Colonización adquirió parte de la Hacienda Guayabo y lo declaró Parque Municipal.  

Posteriormente en el período 1968 – 1973, el arqueólogo Carlos Aguilar Piedra, profesor de la Universidad de Costa Rica, inicia las primeras investigaciones científicas y logra la declaratoria de Monumento Nacional, mediante la Ley No. 5300 del 13 de agosto de 1973, con el objetivo principal de proteger el sitio arqueológico ahí descubierto, como una muestra representativa del patrimonio arqueológico costarricense. 

El área excavada mediante el método científico alcanza a la fecha aproximadamente 4 hectares, faltando por excavar un total de 16 hectareas.  Las investigaciones han revelado que este sitio arqueológico estuvo ocupado desde el año 1000 antes de Cristo hasta el 1400 después de Cristo, aunque el mayor desarrollo del cacicazgo se produjo hacia el año 800 después de Cristo, época en la que se obtuvieron las estructuras de piedra que se observan hoy día.  

La economía de este grupo indígena se basó en la agricultura, la caza y pesca. Por los descubrimientos ahí realizados, los arqueólogos infieren que esta ciudad fue habitada por personas especializadas en distintos campos, dirigidos por un cacique o un chamán, que ejercía el poder político y religioso sobre la región.

Aún no se conoce la razón por la cual este lugar fue seleccionado para ser habitado o por qué razón fue abandonado, aún antes de la llegada de los españoles.  El sitio Guayabo pertenece a la región cultural llamada Área Intermedia, que abarca desde Alajuela en Costa Rica hasta las llanuras del río Orinoco en Venezuela y el Norte de Ecuador. 

Tarifas y Horarios de Ingreso.

Horario de atención:

Todos los días de 8:00 a.m. hasta las 3:30 pm, incluyendo días feriados.

Tarifas de ingreso:

  • ¢1000 Visitantes nacionales y residentes mayores de 13 años.
  • ¢500 Niños nacionales y residentes (edad de 2 a 12 años)
  • $5 Visitantes no residentes mayores de 13 años.
  • $5 Niños no residentes (edad de 2 a 12 años)
  • ¢500 Visitantes nacionales y residentes de educación primaria y secundaria, en giras educativas organizadas por los centros educativos y que hayan sido coordinadas previamente con la Administración del área silvestre protegida.  
  • Los estudiantes de educación superior deben cancelar la tarifa establecida para visitantes nacionales o no residentes, mayores de 13 años.  
  • No pagan ingreso los niños menores de 2 años de edad, así como los visitantes nacionales y residentes mayores de 65 años.  
  • $2 Derecho de acampar

¿Cómo llegar?

En vehículo: Tomar carretera a Cartago, Cervantes, Turrialba, Santa Teresita, Monumento Nacional Guayabo, son 84 kilómetros desde San José.

En autobús: Desde San José, terminal de buses Transtusa, ubicada en calle 13 Ave. 6 o desde Cartago, costado sur de la Corte Suprema de Justicia, ya en Turrialba tomar el bus que sale de la terminal regional hacia el Monumento Nacional Guayabo todos los días a las 6:00 am, 10:30 am 12:30 pm y 3:00 pm.

¿Qué se puede hacer y qué podemos ver?

La vegetación que rodea el área arqueológica es característica de un bosque pluvial premontano y se constituye de un follaje denso y verde. Abundan las especies forestales como caragra, magnolia, cantarillo, higuerón, quizarrá, cirrí, burío y cedro María, cubiertos por gran cantidad de plantas epífitas como las bromelias y las orquídeas.

Entre la fauna que aquí se presenta se destacan aves como tucán, oropéndola, trogón, carpintero, momoto, piapia, yigüirro y chachalaca y también algunos mamíferos pequeños como armadillo, conejo, coyote, perezoso, tolomuco, ardilla y pizote. Además de una gran variedad de insectos y algunos reptiles típicos de la zona como culebra, rana y lagartija.

 El parque presenta gran diversidad de fauna donde destacan variedd de aves presentada por 515 especies de aves entre residentes y migratorias.  Destacan el rey de zopilotes (Sarcoramphus papa), pájaro campana (Procnias tricarunculata), jilguero (Myadestes melanops) y el quetzal (Pharomachrus mocinno).

Entre las especies de mamíferos sobresalen los monos carablanca (Cebus capuchinus), colorado (Ateles geoffroyi) y aullador (Alouatta palliata); danta (Tapirus bairdii), puma (Puma concolor), jaguar (Panthera onca), saino (Tayassu pecari), oso colmenero (Tamandua tetradactyla), cabro de monte (Mazama temama) y coyote (Canis latrans). 


Actividades y destinos Cercanos.

Sobre la carretera San José – Guápiles logrará observar las bellezas escénicas del Parque Nacional, donde le recomendamos visitar el Puesto Quebrada González, el cual cuenta con tres senderos por el bosque tropical lluvioso.  

Estos senderos disponen de estaciones interpretativas y miradores panorámicos: Las Palmas con una distancia de 1,5 km; El Ceibo con 1 km  de recorrido y el Botarrama de 2,5 km de distancia; así mismo podrá disfrutar del mirador al río Sucio.  

Este sector del parque cuenta con agua potable, servicios sanitarios, áreas para almuerzo, información en el sitio y estacionamiento.   En el Sector Volcán Barva encontrará cuatro senderos: Cacho Venado, Laguna Barva, Copey y Mirador Vara Blanca, con un recorrido total de 10 km y donde disfrutará de los diferentes tipos de bosque que ofrece el sitio a los visitantes.  En el lugar podrá disponer de agua, servicios sanitarios, mesas para almuerzo y un área para acampar.

Importancia Arqueológica.

En total el área arqueológica comprende con 232 hectáreas, de las cuales sólo una pequeña parte ha sido excavada. En esta zona se encuentran distintos rasgos arqueológicos como montículos, escalinatas, calzadas, acueductos abiertos y cerrados, tanques de almacenamiento de agua, tumbas, petroglifos, monolitos y esculturas.

Petroglifo Monumento Nacional Guayabo

En la zona central del monumento se encuentran distintos montículos o basamentos de piedra, que generalmente presentan una base circular de diferentes tamaños y tienen desde 0,5 hasta 4,5m de altura, con un diámetro de 10m a 30m .

Las calzadas se componen de un conjunto de caminos de piedra utilizados como vías de tránsito y como parte del sistema de drenaje. Existen algunas calzadas que se prolongan en diferentes direcciones del área excavada, con varios kilómetros de longitud además de gradas o escalinatas que funcionan como estructuras de piedra para superar desniveles.

En el monumento también se encuentra una compleja red de acueductos de los cuales algunos aún funcionan y tenían como objetivo el ser canales cerrados o abiertos para conducir el agua hasta los sitios deseados o hacia unos tanques de almacenamiento que se encuentran en el sector principal de la ciudad y los forman estructuras de piedra de forma rectangular.

Además en el sitio se cuenta con diferentes tumbas de cajón que se localizan en varios sectores del sitio arqueológico, construidas con cantos rodados y lajas.

En cuanto a manifestaciones artísticas, los petroglifos o piedras grabadas son la más abundantes y se localizan por toda el área arqueológica, entre ellas el monolito del jaguar y el lagarto, el cual consiste de una piedra tallada con la figura de un jaguar por un lado y un lagarto por el otro, cuyo significado continua sin descifrar.

Suscribite al ¡Plan Pura Vida! y ahorra 10% + Envíos Gratis