Ingresa tu Negocio a Nuestra App

La app Turistíca de Costa Rica

Con el cierre de FONABE gobierno se ahorrará 1.000 millones de colones al año según el presidente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En lo que se considera una trascendental reforma al sector social, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, firmó la mañana de este martes 22 la ley Nº9903 que cierra el Fondo Nacional de Becas (Fonabe), cuyas funciones pasan a ser absorbidas por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Al acto celebrado en la Presidencia de la República, asistieron las ministras de Educación, Guiselle Cruz y de Seguridad Social y Trabajo, Geannina Dinarte, y el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y jerarca del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Juan Luis Bermúdez. 

Con esta ley -aprobada en junio de 2020 en el marco de la Reforma del Estado impulsada por el Gobierno- se elimina una duplicidad institucional al cerrar FONABE y consolidar en el IMAS un sistema único de transferencias monetarias condicionadas, lo que permitirá un ahorro que supera los ₡1.000 millones al año.

De esta forma, el IMAS será la institución que tendrá la responsabilidad de administrar las transferencias a estudiantes de preescolar y primaria -que ejecutaba FONABE- garantizando un servicio más cercano, eficiente y transparente, gracias a su amplia experiencia y robusto sistema de beneficiarios, así como a su presencia con oficinas en todo el territorio nacional. 

“La aprobación de esta ley es la culminación de un proceso alrededor del cierre de FONABE que ha demostrado ser altamente beneficioso para el país, no solo en eficiencia en el otorgamiento de las becas a los estudiantes, sino en ahorros significativos, que representarán más de ₡1.000 millones al año”, declaró el presidente Carlos Alvarado.

Tras detallar los beneficios de esta reforma para la población estudiantil, Alvarado indicó que “la ley que hoy cierra FONABE es una muestra inequívoca de la voluntad de este gobierno para continuar en la reforma de las instituciones del Estado, a fin de que sirvan mejor al pueblo, reduzcan costos y sean más eficientes”.

Por su parte, el ministro Bermúdez enfatizó que “el bienestar de los y las estudiantes de preescolar, primaria y secundaria es el fin último de esta histórica reforma al sector social”.

Agregó que “en los últimos años, el IMAS ha demostrado que la administración eficiente de los beneficios es viable y urgente para generar ahorros que permitieran ampliar la cobertura, aumentando también la calidad de la atención. Esto nos permitió contar con un invaluable apoyo de diputadas y diputados que resellaron con su voto una reforma al sector social centrada en la ciudadanía y el buen uso de los recursos públicos”.

La jerarca de Trabajo, Geannina Dinarte, acotó que “esta ley permitirá precisamente impactar sobre esas personas que más están necesitando de nuestro apoyo. De igual manera, se optimiza el uso de los recursos públicos destinados para la asistencia social de la ciudadanía”.

Finalmente, la ministra de Educación Guiselle Cruz, insistió en la importancia de promover la permanencia en el sistema educativo como una manera para garantizar la educación a todos los niños, niñas y jóvenes que viven en Costa Rica. “Para ello, necesitamos reducir la exclusión que afecta, por lo general, a las poblaciones más vulnerables. Los cambios en esta ley buscan que se llegue más efectivamente a esas poblaciones y contribuir para que nadie se quede atrás”, subrayó. 

Últimas Noticias