Petición para agregar al Tiburón Martillo a lista de especies protegidas bajo la ley de Conservación Silvestre.

La petición alojada en Change.org dice:

Desde que el Presidente de Costa Rica Carlos Alvarado tomó posesión del Poder el pasado 8 de mayo, los exportadores de aletas de tiburón han continuado comprando aletas del tiburón martillo a los pescadores locales, y almacenándolas en Puntarenas con la esperanza de exportar el alijo de aletas en el futuro cercano.

La exportación de aletas del tiburón martillo fue prohibida a partir del 1 de marzo del 2015 por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) del Ministerio de Ambiente (MINAE).  La medida es efectiva en tanto el Consejo de Representantes de Autoridades Científicas CITES (un órgano colegiado compuesto por entre ocho y dieciséis miembros establecido por la Ley de Conservación de la Vida Silvestre bajo la jurisdicción del Ministerio del Ambiente) aprobara la reanudación de la misma bajo criterios de sostenibilidad biológica.  No obstante, desde entonces el Consejo de Científicos ha emitido dos criterios (agosto de 2015 y febrero de 2017) recomendando que se mantenga en firme la prohibición de exportar aletas de tiburón martillo, pues la extracción actual para satisfacer el comercio internacional resulta en detrimento de la sobrevivencia de la especie.

Aunque se vuelve difícil determinar el tamaño actual del alijo de aletas del tiburón martillo acumulado en Puntarenas, se sabe con certeza que entre el primero de mayo y el 31 de diciembre de 2015, los exportadores acumularon más de 10 toneladas de aletas del tiburón martillo (se necesitan más de 15,000 tiburones martillo para amasar un alijo de 10 toneladas de aletas).

En agosto 2017, frustrado por el criterio de los científicos que impedía reanudar la exportación de aletas de tiburón martillo, y presionado por el sector exportador de aletas, el gobierno anterior de Luis Guillermo Solís despojó al MINAE de su jurisdicción sobre los tiburones, al incluirlos en la Lista de Especies Comerciales de INCOPESCA (AJDIP 290-2017).  Como resultado, la conservación y manejo de los tiburones en adelante lo asume únicamente INCOPESCA, fuera de la aplicabilidad de la Ley de Conservación de Vida Silvestre y de la jurisdicción del MINAE.  Tristemente, la conservación del tiburón martillo ha retrocedido pasos agigantados desde que Costa Rica valientemente lideró el proceso para  incluir a la especie bajo el Apéndice II de CITES hace apenas 5 años.

Sin embargo, el Presidente Carlos Alvarado tiene ahora una invaluable herramienta para cambiar la situación del tiburón martillo en Costa Rica de una vez por todas.  El pasado 18 de mayo, apenas dos semanas después de asumir la presidencia, La Corte de Apelaciones del Tribunal Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda ordenó suspender la declaratoria el tiburón martillo como Especie Comercial por INCOPESCA (Carpeta N° 17-8322-1027-CA). 

Esta resolución allana el camino para devolver la responsabilidad del manejo y conservación del tiburón martillo al MINAE, donde debe implementarse la Ley de Conservación de la Vida Silvestre a cabalidad para salvar al tiburón martillo de su inminente extinción.  ¡Esta es la mínima acción que se requiere para lograr la conservación del tiburón martillo en aguas costarricenses!

Continuemos con este llamado al Presidente Alvarado para que Costa Rica NO exporte ese alijo de aletas de tiburón martillo, y exijamos la protección de los tiburones bajo la Ley de Conservación de Vida Silvestre, en cumplimiento de la orden de la Corte.

Envié la petición firmada al Presidente Sr. Carlos Alvarado al correo: [email protected]

Mándenos una copia de la petición firmada a: [email protected]

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)