¿Trabaja con Turistas?

Sea Anfitrión con la aplicación Turística de Costa Rica

Distanciamiento Social e Intervenciones Preventivas. Entrada 2

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Se estima que aproximadamente dos tercios de los casos de la COVID-19 exportados desde China entre el 1 y el 13 de enero no se detectaron a nivel mundial1. La mayoría de estos casos exportados serán leves y solo se detectarán después de que aparezcan varios cientos de casos y que se reconozcan casos graves o mortales 5 u 8 semanas después, tal como ha ocurrido en los recientes brotes de la COVID-19 en Irán, Corea del Sur, Italia y Seattle en los EE. UU.2

La propagación de la transmisión del nuevo coronavirus causante de la COVID-19 a nivel mundial ha sido muy rápida. El número básico de reproducción se estima entre 2 y 33,4. Se cree que el modo de transmisión es la infección por gotículas y por contacto, aunque puede tratarse de una infección oportunista o que se transmite por el aire cuando hay poca distancia entre las personas4.

La dinámica de la transmisión de los primeros casos de la COVID-19 fue considerablemente diferente a la de la epidemia de SARS. En particular, la proporción de casos procedentes de centros de atención médica era baja y la proporción sin exposiciones de riesgo conocidas era alta4. Otro factor importante es que la carga viral en las secreciones nasofaríngeas y respiratorias es más elevada poco después de la aparición de los síntomas en los casos5 de la COVID-19, en comparación con un máximo de alrededor de 10 días en los casos6 de SARS, lo que hace más probable que se transmita antes de acceder a los centros de atención médica.

Aunque la adquisición de conocimientos respecto a la dinámica de la transmisión se encuentra en una etapa temprana, se supone que será necesario introducir gradualmente medidas rigurosas para controlar esta epidemia y resaltar la importancia de utilizar un control temprano en la comunidad.

Las cuarentenas, los “cierres” de ciudades, el cierre total de las guarderías, escuelas, universidades y lugares de trabajo, así como la cancelación de reuniones y actos de gran escala, tienen un impacto social y económico importante y es improbable que se apliquen hasta que se confirme una transmisión significativa, cuando puede ser menos eficaz. Sin embargo, hay una serie de intervenciones preventivas de menor rango, potencialmente neutras en cuanto a costos, que podrían considerarse cuando la transmisión solo se sospecha o se prevé. Aquí analizamos si se deberían implementar medidas preventivas de distanciamiento social y de mejora de la higiene de bajo costo antes de confirmar la transmisión en la comunidad en países con una tasa mínima o nula de transmisión confirmada de persona a persona de la COVID-19.

El objetivo de las intervenciones preventivas es frenar la transmisión de la enfermedad y limitar el impacto en los servicios de salud, especialmente en los hospitales y las unidades de cuidados intensivos, para garantizar el acceso a una atención de alto nivel cuando sea necesario.

El concepto de despliegue preventivo se basa en los siguientes supuestos que exigen una mayor consideración y que se detallan a continuación:

Despliegue Preventivo

  1. Transmisión Comunitaria.

    La transmisión de la COVID-19 en la comunidad puede ocurrir sin ser detectada o solo puede ser reconocida después de que la contención ya no sea viable.

  2. Implementación de la Intervencion

    Las intervenciones que se implementen después de que se detecte la transmisión en la comunidad serán menos eficaces.

  3. Reduccion de intencidad

    La reducción de la intensidad de la infección, especialmente en las primeras etapas, retrasará el auge de la epidemia, reducirá su intensidad, extenderá los casos durante más tiempo y ayudará a limitar las posibilidades de que los servicios de cuidados críticos se vean desbordados, lo que podría salvar vidas7,8.

  4. Resultados esperados de Distanciamiento e Higiene

    Las intervenciones de distanciamiento social y de mejora de la higiene deberían:
    a. disminuir el número total de casos por semana, pero prolongar la duración de la epidemia;
    b. disminuir la gravedad de los casos mediante la reducción del inóculo viral.

Últimas Noticias

Fuentes:

Dalton CB1, Corbett SJ2, Katelaris AL3

1. Facultad de Medicina y Salud Pública, Universidad de Newcastle, Callaghan, NSW, Australia, 2308

2. Facultad de Salud de la Población y Facultad Clínica Occidental, Universidad de Sydney, Sydney, NSW, Australia, 2151

3. Centro Nacional de Epidemiología y Salud de la Población, Universidad Nacional de Australia, Canberra, ACT, Australia



This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)

Paradise Costa Rica

FREE
VIEW