¡La Patria está de fiesta!

El pasado 4 de febrero se realizaron las votaciones para las elecciones presidenciales. A pesar de que muchos no fueron a votar, otros celebraron una victoria poco convencional y el resto sufrió una gran decepción, se debe destacar que tuvimos un derecho que muchos países no poseen: la libertad de elegir. Y este derecho se volvió toda una celebración.

No sé ustedes, pero yo pasé parte de mi vida fuera del Gran Área Metropolitana. Tuve la dicha de vivir en la Zona Sur de Puntarenas, en un pueblito llamado Ciudad Neily. Aunque ya no vivo ahí, he decidido dejar Corredores como mi domilicio electoral. ¿Por qué viajar cada cuatro años a votar tan lejos? Además de que me da una razón más para visitar a mi familia, la fiesta que se vive en la zona es grande.

Ciudad Neily

En Neily el centro de votación es el colegio. Y como lo ve en la foto, la mayoría del día estuvo así de aglomerado. Entre votantes hablando entre ellos, chicos con camisas de sus partidos ayudando y vendedores de alimentos; la energía y emoción era casi palpable. En las afueras del colegio también había mucho movimiento. Entre vehículos desplazando votantes y puestos de partidos ofreciendo información, la dinámica era constante.

Laurel

 

Laurel no fue diferente. Aunque la cantidad de ciudadanos es mucho más reducida, igual hubo música, ventas de comida y gente.

 

Lo no tan bueno

Corredor (distrito) llegó con un abstencionismo del 43,21% mientras que en Laurel fue más alto con un 46, 46%. Es difícil ver estos números ya que es evidente que la gente que no votó fue porque no quiso. En los alrededores de los centros de votación habían muchos vehículos contratados para mover personas y muchos eran vehículos para terrenos más difíciles, considerando la zona.

 

En conclusión…

Espero que estos resultados sean un incentivo para que los partidos políticos y el gobierno trabajen fuertemente en esas zonas y reducir ese descontento político. Este tipo de resultados nos afectan a todos y es imperativo que hagamos caso al llamado a ejercer nuestro derecho y deber que es votar.

No quiero terminar la nota con una connotación negativa. La verdad que para aquellos que sí salieron a votar se notó que estaban felices de participar. Es evidente que en estos eventos se debe celebrar el hecho de formar parte de una democracia y que somos libres de elegir. Ahora lo que nos falta es informar a la gente cuando vaya a votar y tratar de reducir ese recelo para votar.[:]

Leave a Reply

%d bloggers like this: